Tiempos modernos


TIEMPOS MODERNOS 

El pesimismo de las personas me aburre. Las quejas sobre todo. Me cansa tener que leer tantos estados negativos: que el clima, que el boleto, que la inseguridad, que las redes sociales, que los políticos, que el vecino. No me agobia la inconformidad, al contrario, el conformismo solo sirve para impedir que las cosas no cambien ni se avance. Lo que rechina, es ver demasiadas letras y pocas acciones. Tanto evento y poco movimiento. Mucho discurso y poco compromiso. Muchas causas y pocas luchas.


Inicio | Foto: www.adslzone.com 

Si está desconforme con el entorno, es sencillo: ¡salga y luche! Desde la comodidad del hogar, detrás de nuestros celulares, computadoras y tablets, hoy todos somos 'militantes'. Una falacia. Si lo que usted busca realmente es un cambio, trabaje por él. No critique por criticar. Eso es muy fácil.

Preocúpese por hacer. Por entender que es lo que está ocurriendo verdaderamente y ayudar a encontrar una solución. No propague mensajes sin cuestionarse el 'porque'. Tome conciencia. Arriésguese a dejar su reconfortante sillón y ensuciarse las manos por una causa. Construya. Aporte. Defienda. Reivindique. Pero desde las calles, donde el pueblo siempre se ha hecho escuchar. Compartiendo fotos, 'asistiendo' a eventos -que solo queda en la intención de concurrir- y escribiendo descargos en las redes sociales no va a cambiar nada. Sólo refleja lo incorporado que tenemos el 'doble discurso' en nuestras vidas.

Cynara García 

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Uruguay: la caída de una visión autocomplaciente

Lina Odena: "Un símbolo de la nueva conciencia femenina"

¡No pasarán! El rol de las mujeres españolas en la guerra civil