Órfãos do Eldorado: entre leyendas y un amor desesperado

ÓRFÃOS DO ELDORADO: ENTRE LEYENDAS Y UN AMOR DESESPERADO

¿Qué significa leer la obra de Milton Hatoum “Órfãos do Eldorado” para un extranjero? Puedo decir que desde el comienzo, mi elección estuvo influenciada simplemente por el género. Me gusta leer novelas y creí que la lectura sería fácil. La extensión de la obra es –con el posfacio y los agradecimientos- de ciento siete páginas y el título es atractivo. Pero lo que sucede verdaderamente es que no es una simple novela.
           Fue un placer descubrir esta obra porque las personas estamos acostumbradas a leer historias que se desenvuelven en un contexto urbano, casi siempre americano o europeo diría yo. Los lectores tenemos dificultad para pensar en historias que se encuentren tan cerca de nosotros y este libro de Hatoum, me llevó a un universo totalmente desconocido.
           Creo que ese universo no es solo desconocido para mi. Según lo que conseguí conversar con las personas a lo largo de mi estadía en Brasil, las regiones son muy diferentes y generalmente, se desconocen unas de las otras. Por eso, tengo certeza que cualquier brasileño que lea “Órfãos do Eldorado” quedará sorprendido con la magia que esconde el Amazonas y sus habitantes.

Órfãos do Eldorado (2008) | Foto: submarino.com.br

            Es importante considerar que el escritor nació en Manaus, en el corazón del Amazonas en 1952 y su infancia estuvo marcada por la relación con sus abuelos y las leyendas que ellos le contaban, sobre todo su abuelo. Esto ayuda a comprender principalmente la historia que relata la obra, porque en el posfacio Hatoum explica que su abuelo le contó una “historia de amor, con un sesgo dramático” que además, evoca un “mito amazónico”. Se habla de la obra como un material ficcional pero si el lector continúa leyendo, consigue llegar a la conclusión de que podría ser real.
            Como la mayoría de los escritores, Hatoum utilizó libros, ensayos y documentos vinculados a la cultura indígena para reflejar con más exactitud la historia y el contexto que envuelve a los personajes. Las imágenes que describe a lo largo del texto, creo tienen que ver con su experiencia personal y los recuerdos que él guarda en su memoria. Pero también, considerando que el autor no vivió en la misma época histórica de sus personajes, fue necesario realizar una investigación para no cometer errores.

Milton Hatoum | Foto: Órfãos do Eldorado en Youtube

            Una historia que está contextualizada en los primeros cincuenta años del siglo XX, con un constante ir y venir entre el pasado y el presente del personaje principal: Arminto Cordovil. Figura que además, es el narrador de la novela. Habla en primera persona y no se presenta como tal hasta la página trece. Sin embargo, la historia comienza con un recuerdo de su infancia y presentando a otro de los personajes: Florita.
            “Órfãos do Eldorado” invoca varios personajes a lo largo de la historia, pero los principales me atrevo a decir son Arminto, Florita, Amando, Estiliano y Dinaura. La vida de Arminto queda marcada por su vínculo con ellos: Florita, la empleada joven de la familia    que fue casi como su madre pero con quien tuvo una relación íntima en su adolescencia; Amando, su padre, un ser ambicioso que siente rencor y culpa a su hijo por la muerte de su madre; Estiliano, abogado y amigo de Amando, persona más próxima a Arminto después de Florita; y Dinaura, una huérfana que deja enamorado a Arminto por el resto de su vida.
            El prólogo del libro, un poema del griego Konstantinos Kaváfis llamado “La ciudad”, tiene relación con la historia de Arminto pero eso no se sabrá hasta la página noventa y cinco, cuando él hace una reflexión de su vida y cita el poema. En ese momento, todo comienza a tener sentido para el lector porque con ese elemento, podrá ensamblar todas las piezas de la novela y establecer una gran conexión. Creo que no es necesario leer el prólogo para entender la obra, porque coloca muchas pistas a lo largo de la narración que ayudan a alcanzar esa conexión pero, es interesante experimentar esa epifanía casi al final del libro y volver al comienzo solo para ver lo que no se había percibido hasta ahora.
            “Órfãos do Eldorado” tiene un estilo formal en su escritura. El autor utiliza un portugués correcto y culto para narrar –emplea bastante el recurso de la metáfora para describir- y más allá de tratarse de personajes que viven en el interior de Brasil, sus diálogos son cuidados. El lector no identifica regionalismo hasta que el mismo Hatoum –a través de Arminto- hace descripciones detalladas de los lugares, animales autóctonos y coloca en el texto leyendas folclóricas del Amazonas.
           La única particularidad que el lector encuentra, es la utilización del “tu” en lugar de “você”. Algunos ejemplos que pueden leerse son: “Ele está envelhecendo, e tu és o único filho”, “Tu e teu pai não conseguem viver longe daqui”, “Que tu andas falando na cidade?”. El autor consigue colocar un punto medio entre el lenguaje y las conversaciones sin ridiculizar a los personajes como a veces sucede. Muchos escritores intentan reflejar una realidad social y se equivocan en ese ítem, estereotipándolos.
           Es necesario decir que también la comprensión del texto no es difícil para un lector brasileño promedio pero, para un extranjero –desde mi perspectiva- puede ser complicada por el desconocimiento de expresiones típicas y si no se tuviera mucho vocabulario académico aprendido todavía, la lectura puede resultar aburrida. Por eso, puedo dar certeza que este libro está dirigido a un público más local, por lo menos la versión en portugués.
           Sobre la organización de la obra, puedo exponer que la historia de Arminto Cordovil no se presenta cronológicamente. Está contada de una manera que dificulta un poco la comprensión y confunde al lector, porque a lo largo de la narración –sobre todo en el comienzo- él relata sus recuerdos mezclando el pasado reciente con un pasado mucho más antiguo: su infancia, adolescencia, incluyendo las historias de su abuelo Edílio y su padre Amando. También utiliza el tiempo presente, por lo tanto, el lector debe seguir el texto con mucha atención e sosiego.
            Hatoum, además de la historia de amor y la ficción, se importa por colocar en el contexto problemas sociales. La magnificencia, pero sobre todo las dificultades que atravesó Manaus en la época de apogeo del caucho, víctima de su propio éxito. En la página veintiuno, Arminto cuenta lo siguiente: “Chegava gente de muitos países e de todos os cantos de Brasil. O problema eram os pobres, o governo não sabia o que fazer com eles. As praças amanheciam com famílias que dormiam sobre jornais velhos”. Específicamente, él muestra el contraste de la opulencia, el eterno desequilibrio entre quien tiene mucho y quien no tiene nada, tema todavía vigente en Brasil.
            Para dar una idea de ubicación temporal –a pesar de que no sea exacta- el autor menciona algunos hechos históricos que ayudan a tener una noción y al mismo tiempo, a comprender la trama. Por ejemplo: la Primera y Segunda Guerra Mundial, la época de la Fiebre del Caucho y la supuesta Batalla de Uaicurapá. Arminto recuerda en la página noventa y cuatro: “Só que minha vida ainda deu outra volta. E me abismou. A Segunda Guerra chegou até aqui. E pela primeira vez um presidente da República visitou Vila Bela”.
            “Órfãos do Eldorado”, la historia de un hombre con una vida triste, que tuvo todo y al mismo tiempo no tenía nada. Arminto Cordovil, un viejo que en una actualidad incierta cuenta para un pasante del Río Amazonas las memorias de su vida, mezclando leyendas extrañas y acontecimientos increíbles. A través de su relato, él coloca sobre la mesa una época, una cultura, una región y sus tipos de relacionamiento.
            Un joven rico que no tuvo madre pero si un padre, Amando, solo que él lo despreciaba. Toda la vida de Arminto se basa en la relación con él y en intentar demostrar que no es como su padre y sus antepasados. Enamorado de una huérfana con una forma de ser misteriosa e intensa, el joven Arminto intentará vivir ese amor que dio fuerza y motivación a su vida. Las viviendas de su familia tienen un papel importante en la historia, como también el resto de los personajes que la integran.
            Una obra que según Hatoum fue colocada en la categoría de “mitos”, pero yo preferiría decir que es una novela de drama y suspenso con la utilización de simbolismos desde el comienzo hasta el final, siendo las mismas leyendas, animales autóctonos y paisajes de la región. Ellas representan la esencia del Amazonas y el autor es consciente de ello. Hace foco en la descripción detallada de los elementos, permitiéndole al lector la creación de imágenes casi tangibles a lo largo de la narración. Según mi impresión, el autor consigue ser convincente en ese aspecto.
Sobre el desenlace, me atrevo a expresar que existe una lógica –tristemente desfavorable para Arminto- entre el comienzo, el punto culminante y el final de la obra. Misteriosa y hasta un poco dudosa, porque él, en la conversación con Estiliano, no consigue saber todo con respecto a Dinaura, o al menos nosotros como lectores, tenemos la libertad de inclinar la balanza e imaginar lo que realmente sucedió.
            Hatoum fue muy ingenioso en la construcción del final, pero creo que carece de ritmo o tal vez acción; debo confesar que esperaba más. Es un cierre tranquilo, donde el personaje principal consigue resolver el conflicto –encuentra finalmente a su amada Dinaura- con la excepción que no tiene un final feliz. En ese tramo, se da un salto en la historia, dejando al lector sin toda la información y especulando en un final abierto.
            Puedo afirmar que con ese desenlace, el lector comprende que Arminto consigue cerrar una etapa de su vida y ver con otra perspectiva el mundo. Es una historia que después de terminarla, no se olvida fácilmente porque deja la pregunta a través del último Cordovil que invita a pensar en el relato: “Pensas que passaste horas nesta tapera ouvindo lendas?”. Un juego entre realidad y ficción que acaba colocando una semilla de intriga en el lector, haciendo que él quiera saber más.
            Una experiencia que merece ser vivida. Salir de las lecturas habituales y sumergirse en historias insólitas y encontrar en ellas, los puntos de contacto con nosotros mismos. No soy brasileña pero de todas formas, conseguí identificarme en varios instantes del libro, porque muchas de las frases y reflexiones de los personajes hablan de verdades universales, y para mi, eso fue fascinante. Porque como afirma Hatoum a través del ilustrado Arminto: “Há um momento em que as histórias fazem parte de nossa vida”.


Cynara García

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Uruguay: la caída de una visión autocomplaciente

Lina Odena: "Un símbolo de la nueva conciencia femenina"

¡No pasarán! El rol de las mujeres españolas en la guerra civil